TIME2

Claves para ‘no tirar la toalla’ en el ‘gym’ tras la vuelta de las vacaciones.

Septiembre es, junto con enero, el mes clave en los gimnasios. Vuelta de vacaciones y, año tras año, se disparan las matrículas o se retoman las clases. Y es que las cañas, las cenas con amigos, los aperitivos en los chiringuitos… han dejado su huella en forma de kilos de más. Acudir al gimnasio para realizar ejercicio físico es una de las mejores claves para afrontar el nuevo curso con energía y reemprender unos hábitos saludables.
Para afrontar la vuelta al gimnasio con optimismo o para no tirar la toalla el primer mes, os proponemos unas claves sencillas que te ayudarán a lograr tu objetivo de forma constante.

  • Energía extra tras el verano. El periodo vacacional te ha venido bien para desconectar del bullicio de la ciudad, el estrés del trabajo o la rutina diaria. Tu cuerpo ha descansado y eso se nota el rendimiento físico. “Es probable que a tu vuelta de las vacaciones los músculos respondan mejor al entrenamiento. Además, te darás cuenta que han desaparecido las pequeñas molestias que tenías antes del parón y te impedían entrenar al 100%”.
  • En positivo. No dejes que tu mente se deje llevar por la pereza o el cansancio de la actividad física, piensa en positivo y recuerda las buenas sensaciones que te quedan después de hacer ejercicio. Con la práctica deportiva se generan endorfinas que producen en nuestro cuerpo la sensación de bienestar y satisfacción por los objetivos conseguidos.
  • Bien equipada… y con previsión. Dejarlo todo preparado con antelación es una de las claves para que no abandones al día siguiente. Adopta como rutina preparar la bolsa de deporte y llévatela al trabajo, de esta forma irás directa y no caerás en la tentación de quedarte en casa. ¡Cambia el sofá por las clases colectivas!
  • Objetivos en función de las necesidades. Uno de los aspectos más habituales a la hora de practicar ejercicio físico es mentirnos a nosotros mismos. “Las necesidades han podido variar en este parón veraniego. Es necesario que a la vuelta tengamos claro qué aspectos queremos mejorar y qué queremos conseguir”. Además a nuestra vuelta debemos marcarnos un “objetivo a medio plazo”. Para conseguirlo lo ideal es que hables con tu entrenador, cuéntale lo que quieres conseguir y él te marcará unas pautas. ¡Unos objetivos asequibles harán que tu motivación no desaparezca el primer mes!
  • Poco a poco. “La clave para conseguir tus objetivos está en un entrenamiento progresivo”, no puedes recuperar en la primera semana lo que has perdido durante las vacaciones. Si logras planificar qué es lo que quieres “evitarás la frustración y como consecuencia, el abandono”.
  • No te obsesiones. Si tu objetivo es una pérdida de peso, “no te obsesiones con realizar un entrenamiento cardiovascular para perder ese kilo de más cuanto antes”. Lo ideal para que tu entrenamiento sea efectivo es “una buena combinación de entrenamiento cardiovascular con ejercicios de fuerza”. De esta forma poco a poco irás eliminando la grasa acumulada y tonificarás tus músculos. Evita el efecto rebote y no te olvides de tus ejercicios de movilidad articular y de flexibilidad.
  • Bien alimentada. Es posible que durante las vacaciones hayas descuidado un poco tus comidas… ¡no estás sola! Pero ahora es el momento de recuperar una dieta saludable que te ayudará a lograr tus objetivos. Ingerir alimentos ricos en Omega 3, ya que ayudan a mejor el humor y tiene unos efectos muy beneficiosos para el cerebro. ¿Dónde encontrarlos? En los pescados azules y en algunas fuentes vegetales como las nueces. ¡Añádelos a tu menú semanal!